Los 10 principales beneficios del yoga

El yoga es una práctica mental y física de ejercicios, posturas y técnicas de meditación que se originó en la antigua India hace unos 5.000 años. Muchas personas recurren al yoga para cambiar su rutina de ejercicios porque es un excelente entrenamiento y fortalecedor, pero hay mucho más que ganar con esta práctica más allá de los beneficios físicos.

El Yoga ha sido descrito en los Yoga Sutras de Patanjali como la búsqueda del yo, por el yo, a través del yo, que creo que es completamente cierto, al menos, ha sido verdad para mí. En sánscrito, yoga proviene de la palabra raíz yuj, y significa unir, unir, aprovechar, yugo. Esto se refiere a la conexión mente-cuerpo que se logra a través de la práctica regular de yoga.

El yoga es un proceso espiritual, físico y mental que conecta la mente, el cuerpo y el alma. A través de la salud física, se descubre la salud mental y la claridad del yo.

En yoga, serás desafiado, encantado y humillado al mismo tiempo que fortaleces la mente y el cuerpo.

Como muchos, recurrí al yoga hace muchos años en busca de un nuevo entrenamiento, pero los beneficios que recibí fueron mucho más allá de eso y estas son las razones que me hacen volver a mi colchoneta. Creo que la consistencia es lo que me lleva a lograr algunos de mis objetivos de bienestar más de lo que podría hacer cualquier tipo específico de entrenamiento porque realmente me mantengo en él. El yoga me hace sentir saludable, bien y tranquilo y eso es lo que me enganchó.

He compilado esta lista de los 10 principales beneficios del yoga, tanto a partir de mi experiencia personal de 12 años de práctica regular de yoga y literalmente recorriendo cientos de sitios web de contenido para entregarle.

Los 10 principales beneficios del yoga

1. Mejora la salud mental y el bienestar general

El yoga puede proporcionar un escape bienvenido del ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana ocupada. Esto solo es relajante. Incluso solo 10 minutos al día pueden ser suficientes para desestresarse y llevar una sensación de calma durante todo el día. Muchas asanas (posturas de yoga) están diseñadas específicamente para mejorar la relajación y disminuir el estrés y la ansiedad, mientras que otras (como las inversiones) crean una sensación de energía estimulante para su día. Se ha comprobado clínicamente que la práctica regular de yoga reduce los síntomas de estrés, ansiedad y depresión ( 1 ).

2. Mejora la calidad y cantidad de sueño

Un buen descanso nocturno es imprescindible para la buena salud y el bienestar general, y muchos adultos no duermen lo suficiente todas las noches. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, más de un tercio de los adultos en los Estados Unidos no duermen lo suficiente de forma regular ( 2 ).

Se ha demostrado que el yoga mejora la calidad del sueño y ayuda con el insomnio. Esto se logra principalmente al reducir el estrés y proporcionar un entrenamiento físico desafiante. Una encuesta nacional realizada por la Facultad de Medicina de Harvard encontró que el 55% de los participantes de la encuesta que hicieron yoga dijeron que les ayudó a mejorar su sueño, y el 85% dijo que el yoga ayudó a reducir sus niveles de estrés ( 3 ).

3. Aumenta la energía

El yoga, como muchos tipos de ejercicio, puede aumentar sus niveles diarios de energía. Personalmente puedo dar fe de esto, especialmente cuando hago yoga a primera hora de la mañana. A diferencia de las formas más intensas de ejercicio que pueden agotarlo, el yoga tiende a ser una forma más suave de hacer que la sangre bombee y liberará endorfinas en el cuerpo, lo que aumentará los niveles de energía durante el resto del día. Las flexiones de la espalda y las posturas de inversión pueden ser especialmente energizantes porque estiran y despiertan la columna mientras aumentan el flujo de sangre oxigenada al cerebro.

4. Construye fuerza

El yoga es un gran ejemplo de un ejercicio efectivo de peso corporal que puede desarrollar la fuerza de manera tan eficiente (si no más) como levantar pesas. Muchos adultos tienen más de 150 kilos de peso corporal que, cuando se colocan en varias asanas (posturas de yoga), pueden usarse para desarrollar una fuerza significativa. Los balances de brazos crean una poderosa fuerza en la parte superior del cuerpo, mientras que la serie guerrera realmente puede quemar la parte inferior de tu cuerpo. Las poses como la postura del bote y la tabla del antebrazo son excelentes constructores de fuerza central.

5. Aumenta la flexibilidad

¿Quieres sentirte más joven y deshacerte de esa sensación de rigidez y dolor en tus extremidades? Muchos programas de ejercicio descuidan la importancia de un buen estiramiento. El yoga es una excelente manera de estirar esos músculos y hacer que se sientan más flexibles y flexibles nuevamente.

6. Baja la presión arterial

Se ha comprobado clínicamente que el yoga ayuda a los pacientes con hipertensión arterial. Según un estudio realizado por la Medicina Complementaria y Alternativa basada en evidencia en 2011, «12 semanas de yoga Iyengar produce mejoras clínicamente significativas en la presión arterial sistólica y la presión arterial diastólica de 24 horas ( 4 )».

7. Mejora la dieta

El yoga alienta a los participantes a comer mejor al hacerlos más conscientes y apreciadores de lo que pueden hacer sus cuerpos. Esta conciencia y conexión con el cuerpo naturalmente hace que los yoguis quieran nutrir sus cuerpos mejor y de una manera más saludable. Simplemente no tienes ganas de comer una hamburguesa y papas fritas después de una buena sesión de yoga … confía en mí en esta.

8. Mejora la inmunidad

Es verdad, hacer yoga puede ayudar al cuerpo a combatir enfermedades. Se sabe que la práctica de yoga disminuye la inflamación en el cuerpo al mejorar la circulación, todo lo cual apoya y mejora el sistema inmunológico. Además, se sabe que el yoga reduce los niveles de hormonas del estrés en el cuerpo, y dado que estas hormonas impiden la inmunidad, el efecto estresante del yoga hace que tanto el cuerpo como la mente sean más saludables y libres de enfermedades.

9. Apoya la salud de las articulaciones

Todo el estiramiento y la práctica de yoga regular de fortalecimiento fortalecen la salud de las articulaciones. De hecho, estudios científicos recientes de personas con varios tipos de artritis muestran que la práctica regular de yoga puede ayudar a reducir el dolor en las articulaciones, mejorar la flexibilidad y la función de las articulaciones, además de reducir el estrés y la tensión para promover un mejor sueño ( 5 ).

10. Mejora la confianza

El yoga puede ser una experiencia humillante, claro, pero una vez que has logrado una postura en la que has estado trabajando durante semanas, incluso meses, eso es un gran impulso para la confianza. El yoga también fomenta la conciencia y la apreciación del cuerpo, lo que ayuda a los yoguis a sentirse más seguros y cómodos en su propia piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.